Byzantium - Crítica - Boletito del Cine

Byzantium, Los vampiros viven en la obscuridad, y Neil Jordan es feliz en este ambiente, nos invita a volver a ver la mística alrededor de la noche eterna.

Byzantium, de Neil Jordan, marca el regreso del director al género que tanto reconocimiento le dio con “Interview with a Vampire” de 1994, y se nota que está muy cómodo en ese mundo, con esta nueva historia nos narrará la vida de dos mujeres, y los problemas en los que pueden meterse por su obscura naturaleza.

Al igual que con Tom Cruise y Brad Pitt en su momento, aquí el director se apoyará en una nueva pareja, conformada por Gemma Aterton como la experimentada vampiresa Clara Webb, y Saoirse Ronan como la pequeña y neófita Eleanor Webb, ambas jugarán el mismo rol que jugaban los antes mencionados y nos contarán sus vivencias en este nuevo mundo obscuro al que pertenecen.

Clara y Eleanor son madre e hija, y ambas conocen sus vidas antes de ser inmortales, ambas cargan con fantasmas del pasado, ambas escapan y huyen de un peligro que las acecha y que saben que no son capaces de enfrentar, ni siquiera con sus nuevas virtudes.

Byzantium - Crítica - Boletito del Cine

Al no pertenecer a ningún lugar, viajan constantemente para seguir ocultando su verdadera identidad, y los problemas que las persiguen las obligan a mudarse abrúptamente, lo que las hace llegar a un lugar en donde Clara como madre responsable, utiliza sus habilidades para lograr hospedaje en un lugar llamada Byzantium, un viejo edificio que les permite vivir con “normalidad” durante un tiempo.

A través de la joven Eleanor, conoceremos en su escritura, en sus recuerdos, en su narrativa, en sus pensamientos, todo acerca de su origen y pasado tortuoso, y el por qué no es feliz con su nueva vida y con la situación actual de su madre, ella nos servirá de narradora en la cinta y seremos su complice en cada acción que haga a espaldas de su madre.

Visitaremos ese mundo místico, ese origen 200 años atrás de donde se desarrolla la historia, veremos las repercusiones de las decisiones de Clara y cómo era un ser inocente y distinto al que hoy vemos, esta evolución no fue gratuita, la vida no tuvo las mejores opciones, vemos cómo el verdadero monstruo de Clara no fueron los vampiros que la convirtieron, sino la sociedad humana que no le dio ninguna oportunidad de avanzar, y la hizo lo que hoy es, y tomar la opción de vivir en un mundo sin luz.

Byzantium - Crítica - Boletito del Cine

La inconformidad de Eleanor con su vida, y los problemas del pasado que persiguen a Clara se mezclarán para crear el clímax de la historia, en donde ambas tendrán que enfrentar a estos enemigos y buscar la manera de encontrar la felicidad que tanto añoran y que con cada paso que dan se ve más inalcanzable.

Neil Jordan se siente feliz narrándonos y describiéndonos mundos obscuros, vivir en esa noche eterna, y Gemma Aterton como Clara entrega una convincente actuación que es perversa y conmovedora en su lado maternal, y esa dualidad es algo que no habíamos visto en ninguno de sus trabajos anteriores, mientras que Saoirse Ronan entrega sensibilidad y fragilidad que no por eso la hacen vulnerable sino al contrario, es mucho mas letal que su madre.

Byzantium, es un pequeño viaje a ese mundo vampírico que las nuevas cintas del género no toman con la seriedad que el director, respetando la magia y mística que rodea a estos seres que han servido a lo largo del tiempo como unos de los personajes más utilizados en la cinematografía mundial, ya que son iconos de la obscuridad, son esos seres que pueden amar y sentir, vivir, agonizar, cambiar, cosas que Neil jordan nos recuerda con esta cinta, por si en algún momento por el paso del tiempo, habíamos olvidado.

Bizantium, UK, EU, Irlanda 2012

Dirige: Neil Jordan

Guion: Moira Buffin

Fotografía: Sean Bobbitt

Duración: 118 minutos

Por MGM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *