The lodge es un thriller religioso que congela los oscuros pecados del pasado.

Con un prólogo impactante, la cinta hace una declaración contaste, una representación sádica de la pesadilla hecha realidad, a través de un viaje de terror psicológico, esta es la fórmula que esta pareja de cineastas austriacos ya nos había entregado con Goodnight Mommy (2014), un thriller donde una madre regresa a casa después de una cirugía estética para revelar a sus hijos que no es la misma persona, un atmosféricos proyecto que combina ecos al estilo Michael Haneke con Funny Games (2007) y Ari Aster con su Hereditary (2018), no resulta extraño que sea el mismo fotógrafo que iluminó los encuadres de The Lobster (2015) y The Killing of a Secret Deer (2017), Thimios Bakatakis.

The Lodge Crítica - Boletito del Cine

Así es como Veronika Franz y Severín Fiala le dan forma a su historia, donde un par de niños se encontrarán encerrados con su madrastra, quien arrastra un oscuro pasado religioso, siendo la única sobreviviente de un suicidio en masa de la secta que su padre encabeza. Su salud mental está en duda durante toda la película, pero los sucesos de precariedad tanto de energía como de alimento, hacen que la pesadilla vaya tomando su forma, así es como este trío se adentra en los terrenos de la paranoia, creando atmósferas frías y tóxicas, que buscan salidas y soluciones, pero se enfrentan con un abismo que por momentos parece paranormal, pero que esconde giros calculadores, sádicos e impactantes, con transiciones más dinámicas que aluden la transformación de la demencia. El film centraliza la atención en la madrastra muy bien interpretada por Riley Keough y la dupla de hermanos con Lia McHugh y Jaeden Martel, este último destacando por papeles similares como en IT (2017, 2019).

The Lodge Crítica - Boletito del Cine

The Lodge es una cinta de empatía y atmósfera, de luces tenues que reflejan a través de colores opacos translucidos, el verdadero rostro de la circunstancia, con silencios oníricos que asfixian el grito y cuyo peso oprime el instinto de supervivencia y la culpa, flagelando el perdón y la redención. Un ejercicio psicológico de terror que navega a través de sensaciones religiosas incómodas que oprimen y juzgan a través de la mirada eterna de un cuadro postrado al frente de una mesa.

The Lodge, UK, Canadá, EU, 2019

Dirige: Severín Fiala y Veronika Franz

Guion: Sergio Casci, Severín Fiala y Veronika Franz

Fotografía: Thimios Bakatakis

Duración: 91 minutos

Por santi2099

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *